semillas de yoga #22 – Practicar en casa – 1/ ¡En casa!

Rebecca, que es la karma yogi que está en recepción los sábados me sugirió el otro día que escribiera sobre cómo practicar en casa. ¡Una idea magnífica! De hecho tan magnífica y enorme, que la voy a ir cubriendo en distintos posts, no necesariamente sucesivos :)

Me gusta hablar de practicar en casa, aunque nos refiramos también a practicar en un hotel, en la playa o escondidEs en uno de los muchos pasillos sin salida que hay en un aeropuerto (¡sí, lo he hecho!), porque me gusta pensar que mi práctica es como volver a casa. Volver a casa como volver a un lugar en el que puedo ser exactamente cómo esté en ese momento y darme lo que sea que esté necesitando. Una vez oí a alguien decir que

el asana más difícil es extender la esterilla

¡Conozco esa sensación! Así que lo que hago es facilitarme este “asana” encontrándome conmigo misma exactamente allí donde me encuentre. Si estoy agitada y a mil, no empiezo con quietud, aunque ese sea el lugar al que finalmente necesito y quiero llegar. Necesitaría demasiado esfuerzo para desacelerar hasta cero de una vez. Así que, en lugar de quieta, empiezo con algo más cercano al nivel de energía que tengo (algunas vueltas de saludos al sol sin pausas, gato-vaca, ¡o incluso bailar!) y dejo que la deceleración se me ofrezca. Lo mismo en el caso contrario. Si estoy sintiéndome estancada empezaré tumbada y muy minimalista (girar la cabeza a un lado y a otro respirando varias veces, acunarme en la postura del bebé feliz, torsión tumbada arrastrando el brazo que está en el lado contrario de las piernas arriba y abajo como si fuera un ala…). Repito hasta que siento el deseo de hacer otra cosa y lentamente la energía va despertándose. ¡Incluso si eso implica quedarme en el suelo! Para animarte a extender la esterilla, haz que se sienta como llegar a casa. En lugar de pensar en lo que “deberías” o “tienes que” hacer, piensa en cómo puedes hacer de tu práctica tu hogar, tal y como estés en ese momento y lugar. ¡Y a ver a dónde te lleva!

¿Tienes alguna pregunta específica sobre tu práctica en casa? ¡Envíamelas aquí

Gracias a todEs mis alumnEs de Yoga Hub Berlin que me inspiran con su práctica.

Visita el índice de Semillas de Yoga para ir directamente a lo que te interesa.

semillas de yoga #19 – Moldear la mente

Michal Lassmann, que participa en mis clases me dijo el otro día que se había dado cuenta de que el yoga estaba cambiando como funcionaba su mente y que había encontrado un artículo interesante que explicaba este fenómeno. El hatha yoga, que realmente significa cualquier yoga físico, puede moldear nuestra mente de muchas maneras:

  •  Estamos dedicando un espacio y un tiempo a entrar en relación con nosotrEs mismEs, construyendo gradualmente un hogar interno estable y nutritivo. Como resultado podemos ser menos dependientes y más sanamente interdependientes en nuestra relación con el entorno.
  •  Nos entrenamos en estar aquí y ahora, que son las únicas coordinadas en las que podemos sentir el gozo de estar vivEs.
  •  Aprendemos a reconocer el bienestar, que puede ser mejor brújula que una lista de ventajas/desventajas para tomar determinadas decisiones.
  •  Nos sometemos a desafíos mientras mantenemos una respiración calmada y regular, entrenando nuestra ecuanimidad en situaciones intensas (más sobre este tema en el artículo mencionado anteriormente).
  •  Nos colocamos en el espacio dinámico entre potencial y limitación y aprendemos a integrar la inspiración para ir más allá con la aceptación de lo que es.
  •  Practicamos enfocar la atención, de manera que podamos dirigir la mente dónde necesitemos, igual que las partes de nuestro cuerpo.
  •  Al distribuir la atención por el cuerpo y enfocar puntos concretos desarrollamos plasticidad entre nuestra atención panorámica y detallada y la habilidad de movernos entre las dos como con un zoom para entrar y salir de distintos aspectos de la vivencia. Como resultado de esta plasticidad aprendemos a hacernos conscientes, no solo de lo que es más intenso, sino de la imagen completa, lo cual es muy útil cuando nos encontramos en circunstancias complicadas que no podemos cambiar.
  •  Al prestar atención a nuestra respiración/sensaciones corporales, emociones/energía y mente, aprendemos sobre como se conectan entre sí y ganamos en libertad para salir de estados que tienden a retroalimentarse.

¡Ahora tienes tú la palabra! ¿De qué maneras se moldea tu mente con tu práctica de hatha yoga?

¡Gracias Ruta por la siguiente contribución! – “Quizás es el lado derecho porque el corazón está en el lado izquierdo y tampoco queremos aplastarlo. Queremos tener un corazón abierto y amoroso, y no un corazón oprimido.”

Gracias a todEs mis alumnEs de Yoga Hub Berlin que me inspiran con su práctica.

Visita el índice de Semillas de Yoga para ir directamente a lo que te interesa.