Podría ser que simplemente poner la cabeza en el suelo como se hace en la postura sobre la cabeza (shirshasana) y ver todo al revés sea todo un desafío. Desglosar la postura y preparar cada uno de los elementos que necesitaremos (brazos fuertes, movilidad y estabilidad en los hombros, flexión y fuerza en la musculatura profunda del tronco para entrar en la posición, equilibrio) puede darnos más seguridad. Sin embargo, podemos llegar a encontrarnos en la siguiente situación: llevamos practicando la postura sobre la cabeza ya algún tiempo cerca de una pared y no sentimos la confianza como para separarnos de ella… ¡aunque no la estemos utilizando para nada! Nuestra mente y nuestras emociones también necesitan su tiempo. Intentar atravesar el miedo empujando puede hacerlo crecer, igual que intentar estirar un músculo con fuerza en lugar de tiempo puede producir una contractura o incluso una lesión. Una vez que el cuerpo esté preparado, el miedo de ir más allá puede transformarse lentamente en entusiasmo y curiosidad. Entonces, cuando cada parte de quien somos esté preparada y dispuesta, ese será el momento de dar el paso.

Gracias a todEs mis alumnEs de Yoga Hub Berlin que me inspiran con su práctica.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s