Es todo un desafío practicar solo 15 minutos si estamos acostumbrados a 60. O evitar todos los planos inclinados y los perros boca abajo porque nos duelen las muñecas. O sentarnos a meditar sabiendo de antemano que va a ser un no parar. Así que a menudo evitamos el desafío de experimentarnos haciendo menos de lo que pensamos que deberíamos… Cuando esto pasa, la imposibilidad de hacer lo que “deberíamos” no nos deja hacer lo que podemos. Un poco de yoga nos da más que nada de yoga y poniendo consciencia a nuestro estado mental, sea el que sea, seguimos desarrollando nuestra capacidad para meditar. Además, es una gran oportunidad para practicar la aceptación y enfocarnos en lo que es posible en lugar de que nos arrastre lo que no lo es.

Gracias a todEs mis alumnEs de Yoga Hub Berlin que me inspiran con su práctica.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s